¿Qué significan las siglas TPV?

Qué significa las siglas TPV

El significado de las siglas TPV es Terminal Punto de Venta y es un dispositivo que se usa en los establecimientos para hacer gestiones de venta. Gracias al datáfono permite realizar cobros con tarjeta de crédito y débito, imprimir tickets, controlar el inventario y hasta hacer el cierre de caja.

Significado siglas TPV

De manera generalizada existe una gran confusión con los términos TPV y datáfono, ya que se suele llamar TPV al datáfono con el que nos cobran en los comercios, sin embargo, existen muchas diferencias entre un TPV y un datáfono.

¿Qué es un Terminal Punto de Venta?

Un Terminal Punto de Venta es un dispositivo que se conecta a una red de pago a través de una línea telefónica o una conexión a internet, y permite a los comerciantes aceptar pagos con tarjetas de crédito y débito de manera rápida y segura. Los TPVs también suelen incluir la posibilidad de realizar operaciones como el cálculo del cambio, la impresión de tickets y la emisión de facturas.

El uso del TPV está muy extendido entre todo tipo de establecimientos y a continuación veremos varios ejemplos de diferentes modelos de TPV especializados según la actividad de la empresa:

  • TPV Hostelería: Restaurantes, bares, cafeterías, pizzerías, food trucks, fast food, hoteles, etc.
  • TPV Comercio: Tiendas de ropa, zapaterías, ópticas, tiendas de electrodomésticos, etc.
  • TPV Alimentación: Panaderías, supermercados, fruterías, carnicerías, etc.
  • TPV Gestión y servicios: Peluquerías, centros de estética, tintorerías, inmobiliarias, etc.

Los TPV especializados incorporan todas las funcionalidades necesarias para desarrollar la actividad diaria de cada tipo de sector y se actualizan con toda la nueva normativa que pueda surgir o con nuevas funcionalidades.


¿Cómo funcionan los TPVs?

El funcionamiento de los TPVs depende del tipo de dispositivo y de la red de pago con la que se conecten. En general, el proceso de realizar una transacción con un TPV suele ser el siguiente:

  1. El cliente presenta su tarjeta de crédito o débito al comerciante.
  2. El comerciante introduce el importe de la compra en el TPV y pide al cliente que ingrese su PIN o firme el ticket.
  3. El TPV envía la información de la transacción a la red de pago para su autorización.
  4. La red de pago comprueba la disponibilidad de fondos o la validez de la tarjeta y envía una respuesta al TPV.
  5. Si la transacción es autorizada, el TPV emite un ticket o una factura y la transacción queda completada.

Es importante tener en cuenta que los TPVs suelen estar sujetos a una serie de comisiones por parte de las redes de pago y de los propios bancos.

Estas comisiones suelen incluir el porcentaje de la transacción, una tarifa fija por transacción y, en algunos casos, un alquiler mensual del dispositivo. Los comerciantes deben tener en cuenta estas comisiones a la hora de elegir un TPV y de fijar sus precios.

Francisco José Ortega Reina

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *