Mise en place en Hostelería: Organización paso a paso

Mise en place en hosteleria

La mise en place en hostelería se refiere al proceso de preparación y organización previa de todo lo necesario antes de empezar un servicio. Esta organización afecta a todas las áreas operativas de un restaurante, cocina y sala, asegurando que estén completamente listas para brindar un excelente servicio al cliente.

El concepto de mise en place en la hostelería es fundamental para entender cómo se preparan y organizan las áreas de un restaurante. Hoy abordaremos desde su significado básico hasta la aplicación práctica de la mise en place en el servicio. ¡Sigue leyendo y prepárate para transformar tu perspectiva sobre la organización de mise en place en hostelería!


¿Qué es la Mise en place en la hostelería?

La mise en place en hostelería es simplemente tener todo listo y en su lugar antes de empezar a cocinar o atender a los clientes. Esto puede incluir tareas como cortar verduras, preparar ingredientes, echar manteles, poner los platos, colocar las copas, etc.

En la hostelería podemos encontrar dos tipos de mise en place, la de cocina y la de sala, y aunque cada restaurante adapta la mise en place a sus necesidades y estándares profesionales, existen unos pasos fundamentales que nunca deben faltar en una buena mise en place.

¿Cómo organizar la Mise en place en Hostelería?

La organización de la mise en place en hostelería es un paso decisivo que asegura la fluidez y calidad del servicio, tanto en la cocina como en la sala. A continuación te vamos a dar los pasos básicos para hacer una buena mise en place, tanto en cocina como en la sala.

Pasos para organizar la Mise en place de cocina

La mise en place en la cocina consiste en la preparación anticipada de todos los ingredientes esenciales para la creación de los platos. Esto abarca tareas como pelar y cortar hortalizas, pesar y medir ingredientes, cocinar y marinar, así como la elaboración de salsas y aderezos. Es igualmente importante tener los utensilios de cocina en orden y mantener limpias las zonas de trabajo.

Mise en place en hostelería
  1. Revisión de los ingredientes: El primer paso consiste en asegurarse de que se dispone de todos los ingredientes necesarios para hacer las recetas, así se evita que falte algo durante el cocinado.
  2. Procesamiento de los ingredientes: Esta fase implica tareas como lavar, pelar, trocear y picar los ingredientes, teniendo en cuenta las cantidades que se necesitan para cada ingrediente.
  3. Organización de los alimentos: Una vez preparados todos los ingredientes se almacenan en recipientes adecuados, organizados de manera conveniente y etiquetados para facilitar su uso.
  4. Selección de utensilios: También se deben organizar todos los utensilios y equipos de cocina que se utilizarán para preparar las recetas, así sea agilizan las preparaciones y el servicio en sí mismo.

Pasos para organizar la Mise en place de sala

La mise en place de servicio se centra en la preparación de todo lo esencial en la sala para dar un servicio de alta calidad. Esto es desde la distribución de las mesas y las sillas hasta la disposición de la cubertería, la vajilla, y la preparación de las cartas de menú. También abarca colocar la decoración y la instrucción del personal bajo la dirección del gerente del restaurante o el maitre, asegurando así un servicio al cliente meticuloso y efectivo.

Mise en place en hostelería ejemplos
  1. El repaso del material: El personal debe comprobar que todo el material esté en perfecto estado y limpio antes de montar, así que se revisan las copas, platos, cubiertos y, si se usan, menús físicos, que deben estar en buenas condiciones y dispuestos organizadamente.
  2. Preparación de la sala: Después se pasa a hacer la disposición adecuada de las mesas y sillas, asegurándose de que el espacio esté distribuido de manera que se maximice la comodidad de los comensales y la eficiencia del servicio.
  3. Montaje de las mesas: Se continúa con la preparación de todas las mesas, colocado los manteles, los platos base y del pan, los cubiertos, la cristalería y la decoración. Además, el montaje se hace según la capacidad de clientes esperada, optimizando el espacio y la comodidad.
  4. Estaciones de servicio o gueridones: Es aconsejable disponer de gueridones con las típicas muletillas con cubiertos, además de servilletas, platos, saleros y cualquier material necesario durante el servicio, para facilitar el trabajo y agilizar el servicio.
  5. La organización de los rangos: La distribución del trabajo en el comedor se logra con la asignación de tareas por rangos, el jefe de rango o el maitre asigna un determinado número de mesas a cada camarero (rango). La colaboración entre los distintos rangos es fundamental para asegurar un servicio al cliente de gran calidad.
Lectura de interés
Cómo hacer un Escandallo de cocina paso a paso | Guía completa en 2024

Como hemos visto en este artículo, entender y aplicar adecuadamente la mise en place en la hostelería es esencial. Esta práctica no solo asegura un funcionamiento fluido y organizado del restaurante, sino que también eleva la calidad del servicio al cliente, subrayando su papel indispensable en la creación de experiencias gastronómicas memorables y satisfactorias.


Puedes ver aquí todos los artículos que hemos escrito sobre mise en place en nuestro blog:

Francisco José Ortega Reina

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *