¿Cómo hacer la Mise en place en un Restaurante?

Mise en place restaurante

La mise en place en un restaurante es un método de preparación y organización previo al servicio al cliente. Consiste en tener listos todos los ingredientes, utensilios y equipos antes de comenzar a cocinar. Este proceso asegura un buen rendimiento, agiliza el servicio y mejora la calidad de los platos servidos.

En este artículo no solo descubriremos qué es y cómo hacer el mise en place, sino que también veremos los diferentes tipos de mise en place que hay en un restaurante y cómo implementarlos correctamente en un establecimiento. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es el Mise en place en un Restaurante?

La Mise en place de un restaurante se refiere a la preparación y organización previa de todo lo necesario antes de empezar la elaboración de un plato o un servicio. Se trata de hacer tareas como lavar, cortar verduras, preparar salsas, así como montar las mesas y preparar el comedor para que esté listo antes de que lleguen los clientes para comer.

Pero no termina ahí, la mise en place asegura la buena organización de un restaurante, ya que ayuda a mejorar su funcionamiento y reducir el tiempo perdido durante el servicio, y en consecuencia mejora la experiencia gastronómica de los comensales.

Tipos de Mise en place en un Restaurante

Existen dos tipos de mise en place en un restaurante que implican la puesta a punto del restaurante antes de empezar el servicio al cliente:

tipos de mise place

1. Mise en place en cocina

En la cocina de un restaurante, la brigada de cocina debe preparar una buena mise en place para facilitar el proceso del cocinado, es decir, el equipo de chefs debe disponer de todos los ingredientes necesarios para elaborar su menú, debidamente ordenados, cortados, preparados y listos para ser usados en el momento de elaborar los platos. También implica la disposición y el orden de los utensilios de cocina, así como la limpieza constante de las zonas de trabajo en la cocina.

2. Mise en place en sala

En cuanto a la mise en place de sala, los camareros deben preparar todo lo necesario para atender a los clientes de manera rápida y brindarles la mejor experiencia posible. Deben revisar las reservas, la barra, la disposición de las mesas, el mobiliario, la mantelería, la cubertería o la vajilla. Aquí también es importante que el maitre o del gerente del restaurante haga un briefing con el personal, con el fin de asegurar un buen servicio.

Pasos para realizar la Mise en place de un Restaurante

La mise en place se centra en las horas previas al servicio y expone las tareas más importantes para que el servicio al cliente en un restaurante tenga éxito. Este proceso conlleva una serie de pasos que hay que seguir:

  1. Comprobación de ingredientes: Antes de iniciar cualquier preparación, es importante asegurarse de contar con todos los componentes necesarios para hacer las recetas, para evitar imprevistos.
  2. Tratamiento de los ingredientes: Implica procesos o tareas como limpiar, cortar y medir, asegurando que cada elemento o ingrediente esté en la cantidad precisa y listo para su uso.
  3. Organización de alimentos: Una vez preparados, los alimentos deben almacenarse en recipientes etiquetados y organizados adecuadamente, para tener un acceso fácil.
  4. Disposición de los utensilios: Es importante tener todas las herramientas necesarias a mano y en orden, para facilitar el proceso de preparación.

Una vez finalizados todos los pasos, se puede comenzar con la elaboración de los platos. La mise en place no solo mejora la organización en un restaurante, también enriquece la experiencia gastronómica de los clientes, permitiendo que el servicio se desarrolle sin sobresaltos y con mayor precisión.

Ventajas de hacer la Mise en place en tu Restaurante

Ahora veremos qué ventajas puede ofrecerte implementar la mise en place en tu restaurante:

  • Minimiza errores: Una mise en place bien ejecutada disminuye la posibilidad de errores durante la preparación de los platos. Esto se traduce en una mayor precisión en la realización de las recetas y, a su vez, en una reducción del desperdicio de alimentos.
  • Agiliza y mejora del servicio: La correcta práctica de la mise en place contribuye a reducir retrasos y acelerar la elaboración de los platos, lo que mejora la fluidez del equipo y la satisfacción del cliente. Esta práctica es indispensable en establecimientos con gran flujo de comensales o en servicios de catering para eventos empresariales.
  • Calidad y uniformidad en los platos: Implementar un sistema organizado en la cocina asegura la disponibilidad y frescura de los ingredientes necesarios, asegurando una alta calidad y consistencia en cada plato servido.
Lectura de interés
Cómo organizar el almacén de cocina | Para aprovechar al máximo el espacio

La mise en place representa mucho más que una simple preparación previa, es una filosofía de trabajo que está detrás del éxito de cualquier restaurante. Su puesta en marcha no solo mejora el rendimiento y la calidad del servicio, sino que también eleva la experiencia culinaria tanto para los chefs como para los clientes.

De esta forma, los restaurantes pueden asegurarse la excelencia en cada plato y en cada servicio, para mantener la satisfacción de los comensales, algo muy necesario en la industria gastronómica competitiva de hoy en día.

Si quieres saber más sobre la mise en place, te recomendamos visitar los siguientes artículos relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *